Autoconocimiento,

Me han despedido. TU ACTITUD

Claudia Souza. Educación emocional 4 Opiniones


Victor Frankl encontró la clave cuando se dio cuenta, en una situación terrible como era estar internado en Auschwitz, que te pueden quitar todo salvo tu actitud.
Mi reflexión de hoy va para todos aquellos que se han quedado sin el trabajo que tenían, y no digo SIN trabajo, porque ahora empieza el verdadero, el oficio de buscar EL trabajo.
A veces, lo mejor que pueden hacer por ti es despedirte. De otro modo seguirías estancado, convenciéndote que tienes que agradecer un trabajo mediocre que te ayuda a malvivir, con lo justo y  amargado. Seguramente no hubieras dejado tu puesto por iniciativa propia, por muy malo que te pareciera, te aportaba algo que nos han enseñado a valorar, la estabilidad. Aunque el precio por mantenerla sea una úlcera o la depresión.

Después del shock inicial, porque de esperar un despido siempre lo esperas para dentro de un tiempo, lo mejor es DESPERSONALIZAR. No te despiden a ti, quitan tu puesto, la empresa puede seguir adelante prescindiendo de la labor que realizabas.
Lo siguiente, casi inmediato, es pasar página. Hay que centrarse en lo que se quiere conseguir en vez de focalizarnos en aquello de lo que queremos alejarnos. Ese trabajo ya no está, no existe. El duelo por la pérdida de lo familiar es absolutamente normal, pero necesitamos avanzar y para eso hace falta despedirse y SOLTAR.

Si crees que tu jefe se equivocó al despedirte: es SU problema. Asume tu realidad, cuanto antes te adaptes, antes saldrás adelante. Deja el miedo inicial de “qué será de mí” y pon toda tu atención en las posibilidades de cambio que se han presentado.
Por último, recordar que tú no eras ese puesto de trabajo, tú no eres el oficio o la profesión desempeñada. Tu profesionalidad, la experiencia recolectada y el aprendizaje te lo llevas puesto.

Suma y sigue. SEMPRE AVANTI E SORRIDENTE. 


x

4 comentarios:

  1. Es difícil pasar página, al menos al principio, pero es lo mejor. Yo estuve casi dos meses mal, diciéndome a mí misma que no volvería a encontrar trabajo. Llevo seis meses moviéndome y buscando, haciendo alguna que otra entrevista. Sigo adelante y es lo mejor que puedo hacer, como dices avanti. Estoy de acuerdo que depende mucho de la actitud que tomes ante las cosas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Maica, por compartir. Me alegro que tu actitud sea la de seguir moviéndote y avanzar con buen talante. Te deseo lo mejor en tu búsqueda del empleo adecuado para ti. Confía!

    ResponderEliminar
  3. Realmente que tasmites con verdaderas y sabias palabras la situación de la pérdida de empleo; y dgo sabias porque no cualquiera utiliza conceptos filosóficos y piscológicos para seguir hacia adelante e incluso para apoyar al "otro" en una maravillosa aptitud de amor.
    Escribes muy bien, el periodista de Nueva Era ,Hugo Nario (quizá vos no conozcas pero si Pablo) me dice que escribes muy bien. Ya te la remitiré al e-mail donde lo relata.
    Abrazos, mi querida

    ResponderEliminar
  4. Una vez más, Elba, gracias por acercar pensamientos. A menudo pienso que la verdadera solidaridad es seguir dando aún cuando las circunstancias no nos favorezcan, en eso creo que consiste realmente la ayuda. Y en estos tiempos, se necesita más que nunca del apoyo, aunque sea a través de las palabras.

    ResponderEliminar