Diario de MILAGROS

Pequeños Milagros Cotidianos: Matricularse a los sueños

Claudia Souza

Gracias Dama por regalarnos tu milagro: esa mano materna tan pero tan larga como para arrebatarnos del más oscuro pozo. Y la ilusión renovada por ir hacia los proyectos que guardábamos en el cajón. Gracias!



0 comentarios: