Gestionar las emociones a través de la poesía.

Persona Altamente Sensible. Ni marciana ni dramática ni débil ni irracional

                                                                                      

Soy una PAS.

Es posible que no hayas escuchado jamás este término. Pero existen hasta asociaciones que visibilizan este colectivo y pueden oficiar de entidad contenedora a quienes comparten este rasgo de personalidad, en una personalidad tan poco entendida y sin embargo cada vez más estudiada.

Qué es ser una PAS? Estar entre un 15 y 20% de la humanidad considerada más sensible. Y no, no es que se perciban especiales, o de otro mundo, o sobrevolando por encima del resto. Muy a su pesar, una persona altamente sensible en la mayoría de los casos, sufre por esta condición. Porque de eso se trata, de las emociones al desnudo, abiertas en canal y con una intensidad desbordante que, a la vez, se trata fervientemente de ocultar. 

Es dificil de encauzar, los PAS son los eternamente incomprendidos o tachados de bichos raros por una sociedad que defiende la practicidad y lo superfluo en su mayoría, y en su minoría lo profundamente auténtico. Y digo difícil, pero no imposible. Todo es cuestión de gestión emocional, y eso se aprende.

No se trata de ocultar ni disimular, sino de contener. Pero el primer paso es aceptarse. Es necesario y vital ser genuino -un PAS odia las máscaras- pero con la sabia adaptación al mundo. 

Ser una Persona Altamente Sensible no implica estar fuera de la realidad ni de la normalidad. No significa sufrir de un trastorno ni mucho menos poseer un don o habilidades sobrenaturales. Pero sí conlleva ser incomprendido, a veces marginado (automarginarse también por sentir la mayor parte del tiempo y de la vida que no se encaja en ningún sitio) y tantas otras veces no tenido en cuenta a la hora de validar las emociones o la forma de percibir la vida, las relaciones y las personas.

En la actualidad existen centenares de estudios publicados en artículos de revistas académicas. Todos precedidos por las investigaciones de la psicóloga estadounidense Elaine Aron. 

Una moda? Una pseudociencia? Comparto el documental sobre PAS de Rtve Sensibilidad al Trasluz

Cómo realizar una búsqueda activa de empleo eficaz

Situación de partida: estás sin trabajo. En el mejor de los casos has cotizado lo suficiente como para tener derecho a una prestación por desempleo. En el peor, no tienes derecho a ninguna ayuda gubernamental.

Si tu escenario es el último, te sentirás por muchos momentos pasando por estados de desesperación, frustración, impotencia y muchísimo estrés. A tal punto que te da igual el empleo que pudieras encontrar, estás dispuest@ a todo. Tienes que llenar la nevera, pagar vivienda, subsistir.

Si en caso contrario recibes algún tipo de prestación o ayuda, tienes cierto margen. Estarás preocupad@, con cierto nivel de estrés por el futuro pero de momento te mantienes de algún modo a salvo.


Te diré qué NO tienes que hacer en cada caso.

Desempleado con prestación: 

❌ No te duermas en los laureles: no esperes a un mes antes de agotar tu prestación para comenzar a buscar empleo. 
❌ Comenzar a funcionar sin horarios, sin tareas establecidas.
❌ Dedicar más tiempo y economía en actividades de ocio.
❌ Buscar en los cajones tu antiguo currículum y empezar a distribuirlo cuando te acuerdes, sin ton ni son por toda empresa que se te ocurra.
❌ Esperar que el trabajo venga a buscarte, sea por la llamada de una de las empresas donde entregaste tu antiguo currículum o sea por una amistad o pariente que sabe de tu situación.
❌ No invertir tiempo en capacitarte y/o especializarte.
❌ Enviar tu currículum sólo cuando te enteras de alguna oferta.

Lo que SÍ tienes que hacer:

✅ Sé proactivo: Tu búsqueda debe comenzar a los pocos días del despido. Aún después del shock (anticipado o no) de haberte quedado sin empleo y aún pasando por las distintas fases de duelo que un despido supone, necesitas cambiar tu situación. Los cambios ocurren con el movimiento y la acción.
✅ Tu búsqueda comienza dedicando un tiempo a definir tu objetivo profesional: para esto debes analizar en qué campos tienes experiencia y más soltura, qué trabajos estás dispuest@ a realizar y cuáles ya no.
✅ Haz un currículum estándar, es decir, con toda la experiencia laboral y formativa que posees. A partir de ese currículum trabajarás con dos o tres más, dependiendo de tu experiencia y sectores laborales, tendrás que adaptarlo a los distintos puestos a los que te presentes. Puedes leer cómo realizar un buen currículum Aquí.
✅ Recopila información de empresas, sectores, ETT, páginas Web de búsqueda de empleo, aplicaciones. Haz un listado.
✅ Si no lo tienes, crea un correo electrónico profesional, a ser posible con tus nombres y apellidos y que sólo utilizarás para la búsqueda de empleo.
✅ Utiliza una libreta donde calendarices tus búsquedas y puedas hacer seguimiento de empresas y ofertas a las que te has presentado.
✅ Si no estás familiarizado con las nuevas tecnologías, fórmate. Debes ser lo más independiente posible en tu búsqueda de empleo.
✅ Busca un/a orientador/a laboral que haga este camino más fácil y te dé el espacio de apoyo que guiará tu búsqueda.
✅ Capacítate y/o especialízate en tu profesión: quizá tuviste hasta ahora un tipo de trabajo que en la actualidad no está demandado. Es hora de ampliar los horizontes y recibir capacitación para otro oficio. Si no es el caso, actualízate, ponte al día con las actuales demandas del mercado. Abrirás más ventanas a tus conocimientos y estarás list@ para golpear más puertas.

Desemplead@ sin prestación: qué NO tienes que hacer

❌ Acomodarte en el primer empleo que te surja. Así esté mal pagado o no se corresponda con tus aspiraciones.
❌ Renunciar a tus inquietudes laborales porque ya estás llenando la nevera y eso te proporciona seguridad, salva la urgencia económica y no te hace gastar energía en la posibilidad de un cambio.
❌ Dejar de buscar activamente un empleo acorde con tus expectativas salariales, conocimientos y experiencia.
❌ No invertir tiempo en capacitarte y/o especializarte.
❌ Enviar tu currículum sólo cuando te enteras de alguna oferta.

Lo que SÍ tienes que hacer:

Cuando la emergencia económica aprieta, hay lujos que no podemos permitirnos. Pero la desesperación y el miedo son grandes enemigos para los cambios porque nos bloquean y nos hacen tomar decisiones impulsivas en muchos casos. 
Estamos frente a una encrucijada de las circunstancias y nos da igual qué trabajo abordar mientras recibamos un sueldo a cambio. Y eso para empezar está bien, prima la supervivencia. Pero jamás debemos abandonar la posibilidad de abrirnos a un empleo que se ajuste más a nuestra realidad y la calidad de vida que deseamos conseguir. Ya lo sostenía Maslow, lo primero son las necesidades básicas. Imposible pensar en la autorrealización con el estómago vacío.

No pierdas de vista nunca que debes cotizar, ya no para acceder a una prestación en caso de despido, sino para tener una jubilación digna.
No pierdas la fe y la vista en el horizonte. Una vez que hayas solventado la supervivencia a través del trabajo que hubieras conseguido, comienza a invertir tiempo y energía en las siguientes cuestiones:

✅ Tu búsqueda debe continuar dedicando un tiempo a definir tu objetivo profesional: para esto debes analizar en qué campos tienes experiencia y más soltura, qué trabajos estás dispuest@ a realizar y cuáles ya no.
✅ Haz un currículum estándar, es decir, con toda la experiencia laboral y formativa que posees. A partir de ese currículum trabajarás con dos o tres más, dependiendo de tu experiencia y sectores laborales, tendrás que adaptarlo a los distintos puestos a los que te presentes. 
✅ Recopila información de empresas, sectores, ETT, páginas Web de búsqueda de empleo, aplicaciones. Haz un listado.
✅ Si no lo tienes, crea un correo electrónico profesional, a ser posible con tus nombres y apellidos y que sólo utilizarás para la búsqueda de empleo.
✅ Utiliza una libreta donde calendarices tus búsquedas y puedas hacer seguimiento de empresas y ofertas a las que te has presentado.
✅ Si no estás familiarizado con las nuevas tecnologías, fórmate. Debes ser lo más independiente posible en tu búsqueda de empleo.
✅ Busca un/a orientador/a laboral que haga este camino más fácil y te dé el espacio de apoyo que guiará tu búsqueda.
✅ Capacítate y/o especialízate en tu profesión: quizá tuviste hasta ahora un tipo de trabajo que en la actualidad no está demandado. Es hora de ampliar los horizontes y recibir capacitación para otro oficio. Si no es el caso, actualízate, ponte al día con las actuales demandas del mercado. Abrirás más ventanas a tus conocimientos y estarás list@ para golpear más puertas pudiéndote diferenciar de otros candidat@s.


NO OLVIDES:

👉 Buscar trabajo es un trabajo en sí mismo. Utiliza una estrategia.

👌 Estás ofreciendo tus servicios, no pidiendo un favor. Siéntete un profesional y no una víctima de las circunstancias.

👍La búsqueda de empleo debe ser proactiva y no reactiva. Es reactiva sólo cuando respondes a una oferta. Es proactiva cuando no esperas que salgan ofertas para dar a conocer tus servicios.             

💪Mantén una actitud positiva en todo momento. Esto incluye no descuidar tu apariencia, no caer en lenguaje pesimista, no autoboicotearse con pensamientos negativos tales como "no hay trabajo, soy mayor, etc." 

😎Sé tu propio/a jefe/a: trabaja para ti mism@ con suma implicación y compromiso como lo harías para quien te pagara.

Y RECUERDA 😊

Todas las situaciones críticas de tu vida hoy son sólo un mal recuerdo. 
Así que confía.

Síndromes laborales y sus consecuencias

Según la medicina, un Síndrome es "el conjunto de síntomas característicos de una enfermedad o un estado determinado"
En este artículo veremos el sinfín de acepciones, todas ellas relacionadas con el empleo y el mundo empresarial y que afectan tanto a subordinados como a superiores.

Es importante señalar el nivel de estrés que pueden ocasionar, desembocando muchas veces en un estrés cronificado, originando malestar y llegando a derivar en muchos casos en enfermedades tanto físicas como mentales. Y, como no, afectar a la productividad dentro del centro de trabajo también.



El Síndrome de Ganímides: limitados a una tarea



Se cataloga como un síndrome gerencial que se produce entre los supervisores con respecto a sus subordinados. “El Síndrome de Ganímedes es aquella actitud orientada a la explotación de una cualidad del subordinado, limitando su desarrollo a un área específica o parte del proceso, la cual es asumida por el supervisor en beneficio propio”, es la definición que se recoge en un artículo de la consultora CNI. Según éste, la actitud puede surgir en cualquier tipo de trabajo, sin un área específica de aplicación, pero donde se persigue más el beneficio de la organización que la del empleado. La pérdida de la comunicación y el desinterés progresivo del trabajador afectado son algunas de las consecuencias más inmediatas.


Síndrome de Solomón: condicionados por la visión del conjunto 


Se dice que padecemos el síndrome de Solomon cuando tomamos decisiones o adoptamos comportamientos para evitar sobresalir o destacar demasiado dentro de la organización. También alude a cuando nos boicoteamos para no salir del camino que transita la mayoría. El síndrome obedece a un estudio realizado por el psicólogo estadounidense Solomon Asch donde quedó demostrado que la mayoría de nosotros asumimos conscientemente y de manera voluntaria las opiniones de la mayoría para ser aceptados por la comunidad.


El síndrome de Estocolmo laboral: empatía con el explotador 


El Síndrome de Estocolmo es el que suele atribuirse a aquellas víctimas de secuestro que acaban compartiendo y justificando las causas que lleva a los secuestradores a dicho comportamiento. En lugar de sentirse como una víctima, acaba desarrollando empatía. Trasladado al entorno laboral podría decirse que surge cuando el empleado se aferra a permanecer en un empleo donde el ambiente es hostil. A diferencia del síndrome clásico, aquí la víctima no es forzada a estar en algún lugar, sino que lo hace por su propia voluntad.

El síndrome de Estocolmo laboral se encuentra estrechamente vinculado a los estudios de comportamiento de equipos y grupos de trabajo expuestos a situaciones de hostigamiento laboral que se dan en aquellas empresas cuyas condiciones de trabajo y/o estilos gerenciales son inadecuadas, hostiles e incluso reprochables.

Tecnoestrés: fatiga informativa 

Algunos la definen como una nueva psicopatología en la era digital. Según Jonathan García-Allen, psicólogo y director de comunicación de Psicología y mente, el síndrome fue bautizado “por el psiquiatra norteamericano Craig Brod en 1984 en su libro Technostress: The Human Cost of the Computer Revolution, quien primeramente definió este fenómeno como «una enfermedad de adaptación causada por la falta de habilidad para tratar con las nuevas tecnologías del ordenador de manera saludable”.
Otra definición, ya más reciente, que recoge García-Allen corresponde a Marisa Salanova, profesora de Psicología en la Universidad Jaume I de Castellón, según la cual el tecnoestrés sería "un estado psicológico negativo que se relaciona con la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación o con la amenaza de su uso en un futuro". Ese estado viene condicionado por la percepción de un desajuste entre las demandas y los recursos relacionados con el uso de las TICs que provoca un alto nivel de activación psicofisiológica, malestar y el desarrollo de actitudes negativas hacia las TICs.
El Síndrome de Cronos: miedo patológico a ser desplazado 


Suele afectar a las personas que ocupan puestos superiores atenazados por el miedo a ser desplazados o sustituidos. Proviene de la mitología griega y el miedo del dios griego Cronos a ser destronado por sus hijos. En el mundo de las organizaciones empresariales suele relacionarse con perfiles ejecutivos que impiden que su equipo o los subalternos destaquen por miedo a perder su reputación. El mismo desprecio que suelen manifestar con los empleados se traduce en absoluta obediencia cuando tratan con sus superiores.


El Síndrome de Anat: ganar prestigio con ideas ajenas 


Los expertos lo relacionan con la conducta deliberada de una persona o un grupo de apropiarse de ideas ajenas para atribuírselas como propias y presentarlas como tal ante sus superiores. Se trata de una conducta que suele relacionarse con los mandos, pero puede darse en cualquier nivel dentro de la organización dado que son conductas oportunistas, con pocos valores éticos y más propia de empresas de organización vertical en la que más que incentivarse el talento personal, se atiende a los mandos. La consecuencia puede ser la fuga de talento, desinterés en el trabajo y malas relaciones laborales.


El Síndrome de Bergerac: no querer ser reconocidos 


De baja autoestima puede considerarse tanto a aquel que se apropia de las ideas ajenas para destacar, como el que las oculta y se empeña en pasar desapercibido dentro de la organización. Es a los de esta segunda categoría a quienes se les atribuye el denominado Síndrome de Bergerac. Suelen ser personas con falta de confianza en sí mismos que ceden de forma voluntaria sus logros o méritos profesionales a terceros. Otra peculiaridad es que este síndrome no se relaciona con un determinado estilo gerencial.


El Síndrome del Burnout: quemado por el trabajo 


Este es uno de los más conocidos y estudiados. El Síndrome de Burnout (quemado) se entiende como una respuesta al estrés laboral crónico caracterizado por la desmotivación, el desinterés, el malestar interno o la insatisfacción laboral que parece afectar en mayor o menor medida a un colectivo profesional importante. Se relaciona más con aquellas profesiones de alto contacto con personas y con horarios de trabajo excesivos. Según Malasch, una de sus investigadoras, estaría caracterizado por tres dimensiones interrelacionadas: El agotamiento emocional, la despersonalización y la realización personal.


Síndrome de malingering: el enfermo imaginario


Advierte Javier Miralles que no hay hay que confundir el de Münchausen con el Síndrome con el malingering, que consiste “en la producción intencionada de síntomas físicos o psicológicos desproporcionados o falsos, motivados por incentivos externos como evitar un trabajo, obtener una compensación económica, etc., ya que esta simulación puede representar un comportamiento adaptativo (fingir una enfermedad mientras se está cautivo del enemigo en tiempo de guerra puede aumentar las expectativas de supervivencia)”.

Mobbing: acoso laboral

Es un tipo de violencia laboral, ejercida por personas sin distinción de género, de forma sistemática y por un tiempo prolongado con el objetivo de provocar daño deliberado. El acoso laboral en el trabajo, conocido comúnmente a través del término inglés mobbing: ‘asediar’, ‘acosar’, ‘acorralar en grupo’, es tanto la acción de un hostigador o varios hostigadores conducente a producir miedo, terror, desprecio o desánimo en el trabajador afectado hacia su trabajo, como el efecto o la enfermedad que produce en el trabajador. Una situación de acoso muy prolongada en el tiempo, además de enfermedades o problemas psicológicos, puede desembocar, en situaciones extremas, en el suicidio de la víctima. 


Karoshi: trabajar hasta morir


Hace referencia a unos niveles extremos de estrés por exceso de trabajo que pueden acabar en muerte. El término proviene de Japón y se asocia al exceso de trabajo en ambientes sumamente competitivos y en los que se exigen altísimos niveles de producción. karoshi, la persona que dio nombre al síndrome, sería la primera víctima al tratarse de un joven de 29 años, empleado de un famoso periódico, que sufrió un paro cardiaco.
Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo), en países como Japón más del 20 % de los trabajadores se enfocan en jornadas interminables de trabajo que tienen un mínimo de 12 horas diarias para escapar a sus problemas personales. Derrames cerebrales y ataques cardiacos suelen ser la causa que está detrás de la muerte súbita que le caracteriza afectando más a altos ejecutivos mayores de 40-50 años.

El síndrome Münchausen: los salvadores de la empresa

El sindrome de Münchausen es un trastorno psicológico por el cual el que lo padece exagera o inventa una enfermedad o lesión. También puede estimular compulsivamente una enfermedad física o mental ya existente para agravarla y buscar atención médica. Según Javier Miralles, psicólogo de la Asociación Víctimas de Accidentes y Enfermedades laborales (AVAEL), "los Münchausen laborales (ML) son personas que fabrican u organizan conflictos únicamente con el fin de resolverlos y, con ello, ganarse notoriedad y labrarse una imagen social dentro de la empresa".
Fuera del entorno laboral, son personas con problemas emocionales severos que buscan el reconocimiento social a través de su capacidad para cuidar de enfermos a su cargo. Dentro de un equipo de trabajo o de la plantilla de una empresa serían aquellos trabajadores a los que se le tilda de "salvadores de la empresa". Gente "muy involucrada con los problemas, normalmente supervisores que dedican demasiado tiempo y recursos para resolver una situación conflictiva haciéndolo además de manera ostensible e informando de sus logros a la gerencia de la empresa. Pero si analizamos minuciosamente la situación, podemos encontrarnos, en algunos casos, con que el propio "salvador" es parte del origen del problema, dice Javier Miralles.

Síndrome Boreout: aburrimiento crónico en el trabajo

Los psiquiatras suizos Philippe Rothlin y Peter R. Werder identificaron en 2007 un nuevo síndrome laboral que denominaron Boreout, que podría traducirse por "aburrimiento extremo". Este fenómeno se produce cuando existe la combinación peligrosa de tres elementos: aburrimiento del trabajo, escasa exigencia por parte de los superiores y desinterés debido a la ausencia de tareas. Las principales consecuencias son que el individuo se siente insatisfecho, desesperado y sin interés. Según Juan Moisés de la Serna, doctor en Psicología, la inacción en el puesto de trabajo se acaba convirtiendo en fuente de estrés. Entre las causas que identifica se encuentran: la falta de planificación, duplicidad de funciones en otros puestos, acaparamiento de las tareas más motivadoras por parte de los superiores u otros compañeros, tareas muy rutinarias, sobre-cualificación para el trabajo que desempeña o falta de promoción interna, entre otros.
Entre las causas que identifica se encuentran: la falta de planificación, duplicidad de funciones en otros puestos, acaparamiento de las tareas más motivadoras por parte de los superiores u otros compañeros, tareas muy rutinarias, sobrecualificación para el trabajo que desempeña o falta de promoción interna, entre otros.

Por último, se hace necesario hablar del SÍNDROME LABORAL en sí.

Este padecimiento está vinculado al uso indiscriminado de las nuevas tecnologías y a la adicción a las redes sociales.
El síndrome laboral o síndrome 24×365 se presenta a nivel mundial, aunque en los últimos años se ha acentuado en México, Japón y otros países asiáticos, que registran el mayor número de días laborales en el mundo.
Las nuevas tecnologías han propiciado que los profesionistas prolonguen sus horarios de trabajo hasta 24 horas al día los 365 días del año, lo que ocasiona de manera paradójica baja productividad paulatina.
Las personas manifiestan síntomas del estrés prolongado que se traduce en dificultad para trabajar en equipo, ansiedad y nerviosismo, y se rehúsan a tomar descansos, tienen más de un año sin vacaciones y están “conectadas” todo el tiempo.
Para evitar este síndrome se recomienda no contestar llamadas de la oficina ni revisar correos electrónicos fuera del horario de labores, no llevar tareas pendientes a casa, tomar 15 minutos de descanso por cada hora y media de trabajo. Además de ocupar los días no laborales en descansar, salir con amigos fuera del círculo laboral, tener un hobby y tomar vacaciones.
Fuentes consultadas: Revista Fortuna / Revista Emprendedores

Cómo se construye la empatía?

Como padres, como educadores sabemos de la importancia del aprendizaje emocional en nuestros niños. Ya no tenemos excusas para ignorar o desatender semejante obviedad. 

Es una tarea ardua, claramente, la de facilitar herramientas en el hogar y la escuela que promuevan un desarrollo de habilidades emocionales óptimo. También es laborioso comprometerse y llevar a cabo programas de inteligencia emocional para profesores, educadores y familias. Además es una tarea que normalmente asume el centro educativo. 


Sin embargo las habilidades emocionales comienzan a gestarse desde el nacimiento. Todo empieza por la mirada que dirigen los padres hacia sus retoños. La mirada del amor es la que abre la puerta. El gran primer paso de comunicación queda así establecido. Las caricias, las atenciones, la vigilancia, el cuidado, la voz, la escucha activa. Todo parte de los padres que conscientemente o no, son los grandes hacedores y maestros de ese universo emocional infantil.



Manos unidas


Muchos padres acuden a mis cursos de inteligencia emocional parental con muchas dudas y preguntas. Casi siempre enfocándose en los desaciertos, obstáculos, incidencias tales como berrinches y miedos en los más pequeños e incomunicación, rebeldía o falta de autoestima en los mayores. Quieren hacerlo bien, se sienten responsables. La buena noticia siempre es que PUEDEN hacerlo bien, y NUNCA es tarde para reconducir. 

Pero hay que empezar por ellos mismos. Se asombran cuando mis dinámicas se dirigen a ellos, se sorprenden reconociendo carencias propias que desconocían. Se alegran entendiendo que la lógica clama empezar por uno mismo.

Si se quieren hijos emocionalmente inteligentes se requieren padres emocionalmente inteligentes. Y el punto de partida es reconocer, identificar, aceptar y dar respuesta a las emociones. Ahí empieza la empatía para ellos: saberse ignorantes de un camino tan sencillo para lograr sacar lo mejor en las personas que tienen bajo su cuidado. 
Y entienden que si ellos se sienten poderosos y seguros es porque alguien les animó y aprobó en su momento. Hubo alguien que los amó y les demostró ese amor.


Generas tú, como padre o educador confianza en tus niños? Los estimulas hacia el optimismo, la aceptación, curiosidad sin estrechez, placer por aprender y permiso para equivocarse?

Sabías que el éxito escolar, por ejemplo, nada tiene que ver con sus capacidades lectoras sino con habilidades emocionales?

Por tanto, la empatía se construye desde el primer contacto con otro ser humano. Si queremos niños empáticos, seamos adultos con contacto de calidad.



Cómo potenciamos el talento.

- Maestro, tengo un problema con mi hijo. Me trajo una alta calificación en dibujo y una pésima calificación en matemáticas.
- ¿Qué harás? – dijo el maestro.
- Lo pondré de inmediato a tomar clases particulares con un profesor de matemáticas.
- Necio! Ponlo de inmediato a tomar clases particulares con un profesor de dibujo.
Microrelato de Alejandro Jodorowsky
A menudo muchos padres centran toda su atención y energía en solucionar el área menos desarrollada de los niños, o en la que presentan más problemas. Es lo correcto apoyarlos, darles herramientas para que logren avanzar.
Pero quienes se enfocan exclusivamente en las carencias de sus hijos, cometen un serio error. Por qué? Porque es nuestra obligación como progenitores proporcionar también todas las herramientas que eleven a nuestros hijos por encima de sus posibilidades, valorar sus habilidades y respetar sus gustos.

No siempre aprendemos ésto in situ. A muchos padres les pasa que toman consciencia cuando sus hijos son adultos y reciben "reproches" de no haberlos conducido por el camino de su elección, de no tomar en cuenta sus talentos o de haberles obstaculizado la vocación.

Mi experiencia con mi hijo mayor
No voy a engañarte y decirte que tenía todas las respuestas, sobre todo cuando una mujer se convierte en madre a temprana edad y "hace lo que más o menos le dicta su experiencia sobre la vida". Pero sí he de decirte que siempre tuve mucha intuición y que mi propia experiencia con respecto a mis necesidades como hija tuvieron que ver en cómo sería yo con mis propios hijos. (Siempre eso pesa)
La cuestión es que mi hijo desde preescolar ha tenido una inclinación muy fuerte hacia el dibujo. Todas sus producciones desde bien temprano, destacaban.
En cuanto comenzó la educación primaria lo inscribí en una academia de arte. Tenía verdadera devoción por dibujar y pintar. No sólo eso, me daba cuenta de su gran talento.
Siguió brillando en su elección, así que el bachillerato lo hizo en un instituto de artes plásticas.
Su última decisión académica fue en la Escuela de Arte, donde realizó su formación como Ilustrador.

A veces me pregunto qué hubiera pasado si no hubiera tenido la oportunidad de tener disciplinas artísticas en su colegio. (Mi hijo menor ya no cuenta con la asignatura de plástica, y está en quinto curso de primaria.)
Pero también sé que le facilité todo lo que estuvo en mi mano para que brillara, lo siguiente es tarea suya, pero me alegra enormemente haber respetado sus gustos, no intentar moldear sus decisiones o hacerle ver la inutilidad del arte como salida laboral.
Creo que ahí reside la inteligencia emocional parental. Aceptar los gustos de nuestros hijos, darle la bienvenida a sus talentos y siempre, siempre, bajo todo concepto, animarlos a cumplir sus sueños y seguir el sendero de su realización personal.

Te dejo una de sus ilustraciones, juzga tú mismo.


Ilustracion cuento Truman Capote "Un árbol en la noche"

El pasado bajo llave. Cuando necesitamos soltar experiencias y personas para avanzar

Conocí a varias mujeres que preferían estar solas tras alguna ruptura amorosa y otras que, según decían, no habían encontrado a la persona adecuada. 
Sabes lo que tenían en común además de no abrirle la puerta al amor? Ninguna soltaba y dejaba ir. 

Las primeras seguían aferradas a ese amor, ese gran amor que había cambiado sus vidas y ya no estaba en ella aunque seguía presente. Viudas o divorciadas. Para las viudas es más fácil no soltar porque suelen poner en un pedestal a su pareja fallecida. Parece que la muerte es el principio de una vida eterna, y la persona difunta se transforma casi en una leyenda. Nadie puede compararse con esa persona que automáticamente fallecida pasa al altar de los buenos recuerdos. Lo digo con todo respeto y conocimiento. Mi madre antes de los cuarenta años pasó al club de las viudas que no rehacen su vida amorosa.

Para las que dicen que no han encontrado la persona ideal sucede algo muy parecido. No sueltan tampoco. 
  • Qué no sueltan? Su ideal, viven aferradas a un ideal de pareja que prácticamente no existe. 
  • Cómo construyeron ese ideal? Por su experiencia con el mundo y la comparación sesgada. Arman un modelo de la persona de sus sueños comparando con diferentes personas que creen tienen lo que ellas necesitan. La pareja de sus amigas, su padre, el/la protagonista de sus películas favoritas, etc. etc.
  • Cuál es el efecto de no soltar? Quedarnos anclados, igual que un barco encallado.
  • Y un barco encallado navega? No, no levanta el ancla, no avanza. Seguirá allí oxidándose en los recuerdos.

Cómo podrías soltar y avanzar hacia el amor, hacia la vida? 

Las personas que pasaron por ella no regresan, debemos dejarlas ir con todo lo que fueron. Son fantasmas que nos seguirán acompañando mientras no les abramos la puerta para que se vayan hacia su destino, el pasado. Porque es ahí donde pertenecen.



Deja de luchar, de hacer fuerza por retener tus recuerdos, la ilusión de que siguen aquí contigo. Tira, regala, deshazte de recuerdos físicos si los conservas. De aquella entrada del cine que compartieron, de los regalos, de las fotos. 
Por qué? Me dirás. 
Para qué? Responderé. 
Suelta. Respira y suelta.

pasado pisado

Tres tips hacia el éxito en el cambio

Hay estancamiento en tu vida profesional? Te sientes con incomodidad, parálisis, frustración? Estás "quemado/a"?. Lo cierto es que esto va derivando en una gran insatisfacción personal. 
El primer pensamiento al despertarnos es algo así como "otra vez lo mismo" y observamos que llevamos mucho tiempo con esa sensación, pero tampoco vemos luz, así que suspiramos conformados con un "es lo que hay, qué le vamos a hacer".
¿Te has preguntado qué pasará dentro de tres años de seguir como ahora, y de diez? La clásica pregunta de moda entre los entrevistadores "¿Cómo te ves dentro de un año?" viene con fuerza a tu cabeza trayéndote una respuesta demoledora: me voy a ver igual que ahora, en el mismo sitio, con la misma insatisfacción. 

Así que como no recomiendo a nadie que lo deje todo y emprenda, sino que sopese las posibilidades y entreteja un plan de acción para ir cumpliendo sin pausa en pos de un nuevo amanecer, hoy te comparto unos tips que estoy segura que pueden ayudarte.

- Especialízate: sea que tengas una formación académica universitaria o nivel de técnico, especialízate. Si no tienes estudios, formate en algún oficio; y cuando lo hayas conseguido, especializate . Existen en el mercado demasiadas profesiones generalistas. Busca la diferencia, y obviamente una diferencia que te guste. Por ejemplo: eres licenciado en biología, haz un máster para especializarte. Si eres técnico en gestión administrativa, busca cursos que aporten diferencia y valor a tu formación (riesgos laborales, idiomas, exportación, etc) Si te sacaste el diploma de jardinería, sé el mejor especialista en decoración de jardines o sé el mejor podador de cipreses!!!
Qué valor aportarás tú al mercado si eres un biólogo más? Qué te diferenciará del resto? Fórmate para especializarte. Recíclate. Diferénciate. 
Pero haz un máster/curso que te guste, porque si eliges el que mejor salida laboral tiene pero no sientes ninguna pasión por el tema, no sólo se te atragantará sino que terminarás habiendo desperdiciado tu tiempo y dinero. Ergo, seguirás frustrado/a haciendo algo que no te gusta.
Sabes qué lograrás si te especializas? VALOR Y DESTREZA.

- Sé tu propio/a jefe/a: y no digo que te hagas autónomo/a ni emprendedor/a. Digo que hagas lo que tengas que hacer en pos de un cambio con la misma resolución, prestancia, dedicación y compromiso que si tu jefe te lo estuviera encomendando. Trabaja para ti mismo/a: gestiona tu tiempo libre para reservar un momento cada día a diseñar un proyecto de cambio. Enfócate en las soluciones, ya has estado mucho tiempo enfocado en el problema de la inacción, por eso estás en el mismo lugar. Ya sé que tienes una familia que depende de ti, que tienes pagos fijos, préstamos y todas las verduras que me quieras vender como excusas. Pero si no diseñas tu cambio, esa enumeración será lo único que tendrás.
Ser tu propio/a jefe/a es asumir de una vez por todas que nadie te salvará. Ni tu jefe, ni las políticas del gobierno, ni la lotería. Sólo tú puedes diseñar la vida que quieres y ponerte en acción para conseguirla.
Sabes lo que lograrás cuando te conviertas en tu propio/a jefe/a? CONTROL DE TU VIDA, AUTOCONFIANZA Y MOTIVACIÓN.

- Busca tu independencia financiera: paga tus deudas, sé libre de préstamos y tarjetas de crédito. Haz un plan a tu medida de gastos que puedas quitarte (ojo con los gastos inteligentes como internet. Internet te permitirá formarte, indagar, escuchar conferencias que aporten valor a tu vida y conocimientos, en fin, es tu ventana al mundo así que no la cierres). Cuando comienzas a quitarte gastos innecesarios tu economía se vuelve igual que una hormiguita: no lo notas porque es algo muy pequeño, pero trabaja. 
Una vez que dispones de un pequeño porcentaje más de dinero, ahórralo para pagar tu deuda más pequeña. Si haces un buen plan y eres constante, en menos de lo que piensas ya te habrás quitado de encima una de ellas. La satisfacción por el deber cumplido opera en efecto dominó y el horizonte se presentará mucho más claro cuando veas que puedes ir pagando tus cuentas con un plan bien diseñado y antes de lo que esperabas. Qué tal si empiezas a quitarte lastre económico?
Sabes lo que logras cuando pagas tus deudas? SEGURIDAD Y AUTOESTIMA, además de la posibilidad de comenzar a AHORRAR para invertir en tu cambio.

Paga tus deudas


Y sabes lo que alcanzarás comenzando el CAMBIO? ACTITUD DE ÉXITO

Qué tal si empiezas a poner en práctica estos tips? Ah, que te da pereza? Entonces siéntate a esperar la vida de manual: trabajar para pagar cuentas, darte algún capricho de vez en cuando, jubilarte, estar con los nietos y pasar al otro barrio.

ahorro

Proyecto Juntos Murcia

Sano para ti, sano para tu bebé.

Tuve el honor de participar del proyecto piloto "Together" que el Ayuntamiento de Murcia puso en marcha, desde noviembre de 2015 y a lo largo de diez meses, sumándose así a otras ciudades participantes: Manchester (Reino Unido), Odense y Kolding (Dinamarca), Praga (República Checa) y Varna (Bulgaria).

Este proyecto tiene como principal objetivo implementar unos hábitos de vida saludables dirigidos a mujeres embarazadas y lactantes, con especial atención a colectivos en riesgo o exclusión. Para ello se dinamizaron diferentes talleres a lo largo de los meses a cargo de un grupo interdisciplinar de profesionales de la salud y la educación que acometíamos todas las temáticas relacionadas con el período vital de sus participantes: nutrición, psicología, cuidados físicos, etc.

Los talleres que tuve oportunidad de impartir giraban en torno al abordaje emocional de las distintas etapas del embarazo y la lactancia. Área de la psicología que suele quedar relegada en la preparación al parto, la maternidad y el puerperio; reducido el acompañamiento de los distintos profesionales de la salud a las explicaciones físicas y materiales pertinentes, pero tan olvidado el apoyo emocional y clave en el desarrollo integral de todo el proceso de cambio y milagro como es la maternidad.

Siempre es una oportunidad, un desafío asumir nuevos retos formativos. Pero sobre todo ha sido un privilegio conocer de primera mano a las participantes del proyecto: mujeres ilusionadas, portadoras de vida y deseos de mejora para ellas y sus hijos. Muchas de ellas inmigrantes, lejos del apoyo familiar en un momento de la vida en que es tan necesario para una mujer contar con el sostén de la familia de origen.
Ha sido sumamente satisfactorio formar parte de esta iniciativa, del esfuerzo por llegar a todos los colectivos posibles, incluso colocando intérpretes para que muchas de las usuarias pudieran acceder a esta formación.
Agradecida con las entidades colaboradoras, con las personas intermediarias en reunir el equipo formativo. Ha sido una experiencia sumamente enriquecedora.


Autoestima Fortuita


“Cuando las cosas me van bien estoy fuerte y segura, me valoro. Pero cuando las cosas no salen como yo quiero empieza a deteriorarse mi autovalía y comienzo a sentirme insignificante….”

Te suena este discurso? Se presenta cuando lo bueno o malo que pasa fuera de ti (lo que llamas éxito o fracaso) marca tu autovaloración. En psicología lo nombramos como Autoestima Fortuita.
Fíjate en los siguientes ejemplos:
-Hoy me han dicho varios piropos por el pelo  #Qué guapa me siento#
-Nadie me ha mirado hoy por la calle, ni siquiera los hombres mayores #Me estoy haciendo vieja, ya no resulto atractiva#
-No ha escuchado ninguna de mis sugerencias, con lo buenas que son #Estoy cansada de que me ninguneen#.

Sea que tu autoestima está supeditada a varias áreas o sólo a una (el apoyo familiar, el atractivo, los logros en el trabajo o los estudios, etc.) el “éxito” o “fracaso” que atribuyes a ellas, marcará la forma en que te valores y quieras. Como ves, cuando tu autoestima es fortuita SIEMPRE SIEMPRE depende de hechos exteriores, y fluctuará según el grado de aprobación-desaprobación que percibas.
Claro que esto es factible que te suceda porque sueles destacar en algún área. Si eres una alumna de sobresaliente entonces te dolerá terriblemente en tu autoestima cuando suspendas. Si eres una mujer que pasa desapercibida por su aspecto físico y suele verse eclipsada por amigas estéticamente más llamativas, te sentirás tremendamente guapa si recibes cumplidos estando con ellas. Me sigues?

Esto es algo que parece muy trivial, sin embargo es más común de lo que crees en el fuero interno de muchísimas mujeres.

Cómo surge este tipo de autoestima? 
Primero porque la imagen que tienes de ti misma no es consistente. Para que me entiendas, está “agarrada con palitos y cañicas”, ha sido elaborada en base a lo que te ha ido pasando exclusivamente. Le has dado poder a los demás para ir construyéndola o destruyéndola. Y ESE ES EL PUNTO DE PARTIDA PARA CAMBIARLA, reconocer que sólo eres tú la que sabe quién eres y lo que tanto vales.

Segundo, tu creencia de que tu autoestima es la que es y no se puede hacer nada al respecto. Que naciste y morirás con la autoestima que te ha tocado. Déjame decirte que la autoestima no tiene nada que ver con la genética, se compone de experiencias, aprendizaje y otras estructuras que la van conformando y moldeando como la autoimagen, el autoconcepto, la autoeficacia, etc. No es algo estático y puedes ir fortaleciéndola y desarrollándola.

Cómo desprenderse de esa concepción fortuita?
Tienes que saber que tanto los logros como los desatinos son los que fluctúan en el río de la vida, vienen y van. Pero tanto los hechos exitosos o frustrantes como tus cualidades buenas o malas no son tú.
Intenta ser menos exigente y más comprensiva con lo que pasa. Intenta disfrutar más y esperar menos. Intenta aceptarte con una sonrisa y no competir contigo misma buscando la excelencia pero alejándote de la felicidad.


En suma, para empezar, decide separar los hechos de tu esencia. Decide comenzar a ver con otros ojos tu retrato interno y haz todo lo que tengas que hacer para que la mujer que realmente eres emerja con fuerza.

Película Inside Out y Emociones

Pixar ha estrenado"Inside out", "Del revés" en España.

Una adolescente con sus padres, la dinámica en las relaciones y las vivencias de la familia. 

En otro plano, una sala de control o centro de operaciones inaugurado en el momento del nacimiento de la niña, con cinco personajes que representan lo que sucede en el interior de la protagonista. Son sus emociones básicas: alegría, tristeza, asco, rabia y miedo.

Es una película hecha para el entretenimiento, y así lo he observado en mi hijo de ocho años que seguía atentamente la historia mientras yo no podía evitar comparar el contenido subyacente a la trama con mi información sobre el universo emocional.
Película infantil sobre emociones


Conclusiones: 

😊 Puntos a favor:


➤Sirve para informar de la existencia de las emociones a los más pequeños.

➤Ayuda al punto de partida de la gestión emocional: la identificación de las emociones. Es maravillosa para que los niños comprendan que lo que sienten es un conjunto de emociones y que cada una de ellas tiene un nombre y una "personalidad" o características propias.

➤Se da el papel protagónico a la emoción de la alegría: indispensable este concepto en la educación emocional.

➤Aún cuando el papel principal lo adquiere la emoción de la alegría, la historia deja en claro la importancia y funciones de cada una de las otras emociones.

➤Muy gráfico y excelentemente expuesto el tema de los valores y las bases de la formación afectiva, a través de "islas".

➤Ingenioso y divertido el mundo de "Imaginalandia" donde conviven el amigo imaginario de la adolescente con su novio imaginario.

➤Aunque exagerado, se expresan muy bien los cambios de las etapas evolutivas en la forma de percibir el mundo y las emociones.

😒 Puntos en contra:


✋Es desacertada en cuanto al planteamiento de que las emociones nos gobiernan. Tanto se conseguiría si nos entrenaran desde pequeños a gestionarlas, asumiendo que somos nosotros los que tenemos el control y la voluntad para regularlas.

✋Es desacertada en cuanto plantea la supremacía de las emociones en nuestra vida, que el pensamiento va por otro lado y que según sintamos así pensaremos, cuando es al revés. Nuestros niños debieran aprender que cuerpo, mente y emociones van estrechamente unidos, influenciando uno sobre otras y viceversa.

🙌 Recomendable? Totalmente. Pero sabed que vuestros peques os preguntarán mientras cavilan si es cierto que las emociones viven en nuestro interior.